Se denomina así a una obra donde constructor y propietario se han puesto de acuerdo en cuales van a ser las terminaciones y detalles que la misma va a tener.

Se da por descontado que el llave en mano incluye la obra gris.

Los materiales y detalles que hacen al llave en mano son los que terminan de definir la identidad de la vivienda/local/oficina como son:

Pisos: cerámicos, porcelanatos, piso flotante, etc.

Revestimientos: en baños, cocina, paredes interiores o exteriores, cerámicos, azulejos, porcelanatos.

Pintura: interior y exterior (revestimiento plástico es nuestra recomendación para Steel Framing), cielorraso.

Sanitarios: de distintas formas y precios.

Grifería: en baño, cocina, lavadero y quincho de existir.

Aberturas: puertas y ventanas exteriores e interiores, de vidrio simple o DVH (Doble Vidriado Hermético)

Muebles de baño y cocina: de diversos materiales, incluidas las mesadas que pueden ser de Granito, Mármol, Mármol sintético o acero inoxidable, con distintas configuraciones de bachas.

Placares o vestidores: pueden ser de madera o construidos en seco tipo “durlock”

Iluminación: en todos los ambientes, interior y exterior.

Otros: pisos exteriores, molduras, veredas, cerramientos perimetrales, pilares de luz, piletas, quinchos, etc.

Cada uno de estos materiales pueden tener grandes variaciones de calidades y precios, es importante haberlos elegido mientras se ejecuta la obra gris o antes para no generar retrasos innecesarios en la obra.

Deja una respuesta